Una Guerra Sagrada – Parte 2

Photobucket

Esos Tristes Ídolos
De Barro

No tenías que pensar, solo tenías que amar...

¿Qué harás ahora, que ya no puedes esconderte de Mí?

Hubo un tiempo en el que pensaste que podías; ese fue tu mal, pensar, pensar separado de Mí.
No tenías que pensar, solo tenías que amar; pero…

Inventaste una historia sobre el engaño del cual tu compañera te hizo víctima, sin saber que yo habito en ella, y me acusaste por todas tus existencias de haberte dado el mayor de todos los regalos que jamás hubieras ”pensado”, pudieras recibir:

El Amor que surge, que proviene y que se origina de la Vida misma, de Mí.

La Historia de la Vida

Ese Amor, que siempre estuvo allí, para que lo descubrieras y lo vivieras, lo compartieras con tu hermano, con ella, que Soy Yo, que siempre será.

Ahora la historia está siendo rescrita, revisada, no por su autor, sino por la Vida, un caudal de recuerdos que no admite barreras u obstáculos, ni siquiera aquellos que llevas dentro.

La Semilla Eterna

Pues allí donde no miraste está la semilla que germinará y se hará grande, eterna, inmortal, a expensas de tu ignorancia y la de todos aquellos que en la oscura noche que vivieron, no encendieron sus antorchas para ver, para oír, para entender, sentir y amar.

Los Ecos del Olvido

Mis palabras no son acusaciones, son un lamento, que lejanos ecos traen hacia ti, desde el viento del olvido, con el que te envolviste, buscando creer que estabas a salvo.

Templos de fantasmas

Construiste templos repletos de fantasmas, seres inventados, irreales, tenebrosos, con los que poblaste profanos altares, ante los cuales hiciste que rindieran culto a tus necias historias.

Sagrada Energia:la que propaga la Vida

Me olvidaste en los caminos, en las piedras, en los bosques, en las luces de Mis Sacerdotisas, en Mis Mujeres-Templo, Me abandonaste, para irte a construir Santuarios de Ignorancia, Catedrales de Vicios, Mansiones de Lujurias, donde enlodaste la más sagrada de las energías:

Canto a Dioses e Ídolos de Barro

Aquélla que da origen a la Vida, arrastrándola en irrefrenables orgías de canto a dioses e ídolos de barro; los mismos que hoy se deshacen en tus manos, a cada soplo Mío, a cada respiración amorosa que sale de Mi Ser.

Piensas y no entiendes, porque no aprendiste a pensar con el corazón, el único que no te engaña, el único que te salva cuando todo parece ir mal; ese corazón, Mi teléfono, tu única línea de comunicación con el Universo, con el Todo, con todos.

No tenías que erigir santuarios en los cuales pudieras adorar ídolos de barro, solo tenías que crecer, hacerte mayor, Ser grande y multiplicarte, Ser múltiple en ti mismo, a través de Mis Templos Sagrados.

Luces que se hacen Mujer

Templos que son Luces que se hacen Mujer, para iluminar tus caminos, tus piedras, tus bosques, poblando la tierra de personas-árboles, Árboles de Vida, que propagan la existencia en los corazones, que se dibujan de a dos en las “cáscaras” que se tornan sagradas, al conformar un único Nombre, el que nace de la Unión del Amor y la Luz.

El Llamado - Dharma

Y sigo llamándote, ¿Me escucharás esta vez? ¿Quieres compartir la energía conmigo?

Pues Mírame, Abrázame, date vuelta, estoy aquí a tu lado, pronto, esperando, en esa persona que ves, o en otra si quieres, estoy en todos, solo tienes que Amarme en ellos, siente, estoy fluyendo en ti ahora,

¿Quieres compartir Mi energía en el otro?

Puede ser de la forma como te sientas mejor, Yo en el otro, Yo en ti, o tú en Nosotros, como quieras.


Technorati : , , , , , , , , , , , , ,

Dejar un comentario