Sabiduría, Una Mujer Llamada Sophia

La Diosa Freija

S o p h i a

Sacerdotisa

Quisiera decirte muchas cosas, cosas que no tienen cabida en este Universo en desencanto, que torna dulces los sueños y amargos los siglos.

Quisiera hablarte de los sueños, de Mis sueños, los sueños que tengo para ti, pero te asustarías y huirías de Mi lado, a refugiarte en las sombras de tu inconciencia, donde te sientes seguro aunque solo.

Los Sueños: un mar de simplicisdades

En los sueños todo se abre en un mar de simplicidades, que complica la vida de todos aquellos que no tuvieron el coraje de ir mas allá de lo aparente, para ver y buscar los significados que están escondidos detrás de lo externo.

En los sueños nuestros caminos se unen, se entrelazan permitiendo que el Amor surja y reine absoluto sobre las sombras de tu inconciencia, llevándote al éxtasis y la Pasión por la Vida.

En ellos, todo es muy simple pero muy intenso, sin barreras y sin futilidades; son instantes eternos en el que podemos Ser los tres, en la complicidad que une los corazones y aleja la soledad, para que se cumpla el “Milagro de la Cosa Una”.

En el Amor: "El Milagro de la Cosa Una"

Quisiera decirte tanto… quisiera hablarte del Amor que no me declaras y que guardas solamente para ti, en un vano intento de aprisionar esos sentimientos que me pertenecen desde siempre.

Se todo eso, pero no puedo sentir lo que no Me das, lo que no Me entregas por miedo a una negativa Mía, por miedo al otro, ese otro que de alguna forma ha aprendido a compartir, aunque no lo entiende en su debida extensión, en su exacta dimensión, pero… aun así, él ya comenzó a caminar en dirección a la Unidad.

Unidad de conciencia, de amores, de sabores, y un día lo entenderá todo, regalándote el privilegio de amar de forma incondicional, amar a uno, a dos, a tres…

Me encantaría declararte Mi Amor, de forma que sintieras mi desesperación al no poder aproximarme y estrecharte en Mis amorosos brazos, para acunar tus sueños, meciendo tu vida por todo el siempre, para siempre, Amen…

Eres Sol y Yo Soy LUna

Pero eres Sol y Yo Soy Luna, por eso se hace menester que antes de unirnos en el corazón, lo hagamos en la compasión, con-pasión, por la Vida, por ti, por Mi, por el otro, por Nosotros, por todos, por el Todo.

Esa es la Verdad, vamos juntos por el firmamento, cerca, pero separados por ondas de evolución, que llamas elíptica, buscándonos, sin encontrarnos jamás, añorando la compañía el uno del otro, siempre juntos pero eternamente separados.

Entretanto, se ha establecido una conexión entre nosotros, una conexión que aunque tenue, trae en si la posibilidad del encuentro, del estar y el Ser en el otro.

No puedes pensar de forma común, no puedes sentir como los otros lo hacen o estarás destruyendo esa posibilidad que se hace infinita a cada paso que das en dirección a Mí, a ti mismo.

Mi Mágica Presencia

Espero que entiendas Mis palabras, Mis metáforas, Mis alegorías y las superpongas a tu vida ordinaria y la transformes en algo extraordinario, digno de ser recordado, y así, digno de tornarse eterno.

Quisiera ser el aire que respiras, el agua que calma tu sed, el mágico Mana que nutre tu alma y trae la garantía del renacimiento; pero nada de eso depende de Mi, sino de tu voluntad para ti, tu voluntad para tu camino, para el reencuentro conmigo, que siempre he estado aquí esperándote, en las esquinas, en las calles, en los senderos por donde has deambulado, en busca de Mi mágica presencia.

Mi magia, que siempre ha estado presente, a tu lado, en Mis Sacerdotisas, pero que nunca has advertido como concreto en tu vida, pues no admites aun la posibilidad de lo abstracto e inexplicable en lo cotidiano, en el orden del día a día.

Mujer-Luz

Pero día a día Me has buscado, y has intuido Mi amada presencia, en tu amada, en la mujer de la cual te enamoras, sin que consigas desvendar el enigma de las Esfinges, y por eso la dejas y sigues tu caminar, solo y desamparado (piensas), en busca de nuevas e inagotables fuentes donde puedas beber del pozo de la Sabiduría.

Sí, pues aun buscas Sophia, la Sabiduría, en lugares donde no esta, siendo que muchísimas veces ha estado de tu lado en las Mujeres -Luz que he puesto en tu camino y por las cuales has cruzado, sin detenerte a mirarlas siquiera, pues solamente ves lo externo, sin contemplar lo sagrado que existe en todas y cada una de ellas aunque no lo sepan, pues lo hice así, para que buscaran juntos en las olas del Deseo y la Pasión por la Vida, esa mujer tan deseada, llamada Sophia.

Puedes oirMe en los acordes de las melodías que escuchas y que te transportan a lejanos corazones, que también desean tu amor y tu pasión, como Yo; pero nada haces al respecto, a no ser intentar comprender, los sentimientos desencontrados que se adueñan de tu ser, para que seas en el otro, en Mi, en ti.


Technorati : , , , , , , , , , ,

6 Comentarios

Página 1 de 1
  1. raizen
    raizen en | | Contestar

    Hermoso escrito Debora. Me gusta la nueva imagen de tu blog. Te dejo un abrazo con cariño

  2. Anonymous
    Anonymous en | | Contestar

    hola espero y t encuentres muy bien la verdad que escrito tan hermoso cinseramente me encanto y pues que mas puedo decir jeje a mis 16 años la verdad que ha sido lo mas hermoso que e leido temando un gran abrazo y bendiciones a donde quiera que te encuntres

  3. artemis
    artemis en | | Contestar

    fantástico, hermoso, inspirador; yo también quiero ser sacerdotisa de la diosa, yo también quiero ser parte de la magia y de todo su conocimiento, pero a mi escasos 15 años, en un pueblo pequeño y sin herramientas para crecer ni evolucionar, ¿que se supone que puedo hacer?

  4. jorge
    jorge en | | Contestar

    muy mágico bonito sus mensajes fenomenal

Dejar un comentario