Las Etapas del Ser

Mariposa

El Camino de la Evolución de los Seres

Eleva tu pensamiento, déjalo volar, y verás la inmensidad que te espera, sentirás y oirás Mis palabras, en las suaves ondas de energías pulsantes que te rodean y esperan tu decisión, la de librarte de la prisión de las pasiones y emociones, que atormentan tu alma, como un verdugo inexorable, que fatalmente te arrastrará a las profundidades sombrías, que tanto temes y que llamas, a cada paso que das en dirección a ellas.

Nunca serás pleno, si no te abres, si no te expones; jamás encontrarás paz en la seguridad que buscas, encerrándote en antiguas creencias y formas de vivir, porque la Paz real y verdadera está en la conexión con todo lo que existe, existió y existirá, está en el barullo, en los gritos, en la muerte y en el nacimiento, en el amar y también en el odiar, en el hablar y el escuchar, en el don y en el no tener nada, ni siquiera para dar.

Paz

La Paz no es estática, es vibrante, contagiante, es un entender, un estar y dejarse ir, dejarse llevar, es estar en todos los lugares, en todos los gritos y los deseos, es energía pura que envuelve y te eleva, sin que sepas como ni porque, es el aire que mueve tus alas, es la presión que quiebra los cristales que las prenden y no te dejan SER.

Paz… es conocimiento, es saber, es estar tranquilo en medio a un torbellino, es no temer, es la esencia reconociendo las esencias, es Ser en todo y en todos; Paz, es lo que aleja el frío de la muerte, el horror de la separación, es siempre estar y nunca necesitar ir, es amarte y amarte y amarte, es Amarme y Amarme y Amarme, es Amarnos y Amarnos y Amarnos, eternamente, por todo el siempre.

*La primera etapa trata del Renacimiento; su símbolo es la Fénix que renace de las propias cenizas, elevando nuevamente su vuelo al infinito, buscando su verdadero destino, recordando antiguas memorias de tiempos y olvidos, que están guardadas en las Crónicas de Akasha, esperando por ti para que las rescates a la Luz de tu conciencia, y las compartas con los otros, para que ellos también se atrevan a renacer.

Luzes y Sombras

En esta etapa, las vivencias toman su colorido del juego entre las luces y las sombras de tus existencias anteriores, haciendo que tu camino sea más o menos arduo, haciendo más o menos suave, tu andar en dirección a la Verdad.

En ese momento te depararás con la realidad de la creación, te sentirás invadido por la responsabilidad de todo y todos los seres que existen, existieron y existirán; percibirás la conexión entre tú y todo, entre tú y todos, entre tú y el Todo.

Eso de por sí, ya hará que sientas el peso de la compasión apretando tu pecho, y desearás no haber comprendido jamás la existencia de la Faz Oscura, que envuelve el planeta y que retarda la evolución de la Humanidad.

Pero al mismo tiempo, querrás compartir tu entendimiento con el otro, para que juntos puedan rasgar el velo de tinieblas que nos envuelve, para dejar que la Luz pase y nos ilumine a todos.

Después de ese choque inicial, iniciarás un viaje de búsquedas y exploraciones, por el nuevo campo del Ser, que se abrirá como una flor delante de ti, y podrás ver la belleza que se esconde por detrás de los corazones, aún de aquellos a los que hasta ese entonces considerabas marginados de la sociedad, pues comprenderás en un único instante eterno que todo está en su lugar, que todos tenemos algo que hacer y aprender en donde estamos, y que juntos caminamos en dirección al Amor y la Unidad.

Renacer es fácil, pero no simple; Muchos sucumben al renacimiento, cuando se deparan con su entorno después de la nueva toma de conciencia, porque no recuerdan su capacidad de ver la belleza y la perfección en todo lo que existe, solo ven su sufrimiento y su desencanto, solo sienten su soledad, sin ni siquiera presentir otros a su alrededor, que también renacieron y superaron la primera prueba: la fe.

La fe, la creencia de que el mundo también renacerá, y que eso solo ocurrirá cuando antes lo hayamos hecho nosotros, y lo llamemos para ser, desenvolverse y expandirse.

A veces atraviesas las llamadas “crisis de fe”; te sientes abandonado, pero eso no puede durar, la duda sobre el renacimiento no puede persistir, o morirás nuevamente, y todo recomenzará otra vez en el mismo punto, manteniéndote preso del Samsara, la rueda de las reencarnaciones.

*Cuando tu fe se consolida, llega la segunda prueba, con el segundo Nombre, esta etapa trata de la Libertad; romper las rejas que te prenden, salir de la prisión en la cual has estado, a la cual te has confinado, a través de tus falsas creencias, a través de tus falsas pasiones y emociones.

Y esto solo puede ocurrir cuando comprendas el Amor, y las formas de amar en toda su extensión, en toda su magnificencia, sin límites o ataduras, solamente con sentimientos reales y verdaderos, que no violentan el SER.

Luzes y Sombras

Mientras no alcances ese estado de conciencia, que reúne la Paz y la Fe, en una sola forma de entendimiento, continuarás a sentirte vacío, sin encontrarle sentido a tu existencia, que cada vez se torna más y más finita, agonizando en las mazmorras de tus casas embrujadas, de tus bosques asombrados por los fantasmas de los animales interiores que creaste y no puedes más controlar, porque se convirtieron en tus dueños, en señores y amos de tus pasos, encadenando tu andar, embotellando tus alas.

No importa los que no entienden el vuelo de tu Ser, no importa si tú lo entiendes, basta que vueles, busques y encuentres tu verdadero destino, que es y siempre será el reencuentro con la Unidad, contigo mismo, Conmigo, con el otro, con el Todo.

*La tercera etapa trata de la Reconstrucción, la Reconstrucción del Templo interior de cada uno.

En ella tomarás conciencia de la diversidad de formas que abrigas en tu interior, y de que todo está suelto y revuelto, hecho un rompe cabezas; comprendes que estás fragmentado, percibes claramente que muchas partes separadas no hacen un todo, y que esa infinidad de pedazos esperan unirse para conformar tu Ser, aquello que realmente eres, la esencia de la Vida misma; esa esencia que eres tú y que siempre ha sido, que siempre será, por los siglos de los siglos, Amén.

Templo Interno

Pero para ese entonces ya tendrás en tu poder todas las herramientas necesarias para la reconstrucción del Templo Sagrado, e iniciarás tu Obra, con base firme, una base que ningún viento huracanado, formado por las pasiones y las emociones instintivas que todo lo destruyen, podrán derribar jamás.

Vivirás un tiempo magnífico en esta etapa, sintiendo que todo es nuevo, que todo lo puedes, porque tu poder reside en tu sensibilidad, en tu Pasión por la Vida, y en tu Amor por la Humanidad como un Todo.

Ya no harás distinciones de ninguna especie, pues solamente aquello que realza y propaga la existencia será importante, solamente aquello que contiene la esencia de la Vida será relevante, y todo lo que contenga Luz y Amor captará tu atención, tornándose la bandera bajo la cual lucharás por un mundo mejor y más justo para todos.

Y Serás, y Serás, y Serás, y amarás, y amarás, y amarás, y tu Obra crecerá y se elevará hacia los cielos, tornándose otro farol, que en la Noche Oscura que vive la Humanidad, iluminará el sendero que conducirá a otros a la Eternidad.

La cuarta y última etapa, es la suma, el resultado de la unión de las experiencias de las etapas anteriores; ella trata de la Resurrección, es el comienzo que se une con el final, es el alfa y el omega, es el nunca más olvidar de donde venimos, donde estamos o hacia donde vamos.

El Creador, El "Padre Celestial"

Es la conciencia total de lo que somos, es la conciencia de todas las memorias que cargamos a niveles muy sutiles y que ahora se hacen presente para que no necesitemos atravesar el Umbral de la Muerte, con el propósito de olvidar y renacer nuevamente.

Es tener la plena capacidad de soportar el peso de nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro, porque ahora somos nuestros propios jueces, y Procuradores Cósmicos.

Nos juzgaremos, nos acusaremos, y el Padre, Nuestro Padre Celestial, nos defenderá y nos perdonará para que podamos unirnos a Él en la Luz, en el Amor y en Su misericordia infinita, de forma que animemos a otros a resurgir como Seres plenos de las bendiciones que Él nos ha entregado y que nunca supimos recibir.


Technorati : , , , , , , , , , , ,

Un comentario

Página 1 de 1

Dejar un comentario