El Lado Oscuro de la Luna

El Lado Oscuro de la Luna

LOS TRECE GUERREROS

 

El “Lado Oscuro de la Luna” tiene muchas facetas de diferentes matices; todas y cada una de ellas deben ser vividas y experimentadas en profundos niveles de aceptación, porque la Diosa que vive en cada mujer ansía por tornarse una Sacerdotisa de la Gran Madre.

Este “Camino de la Luna Oscura”, es secreto y poblado de los mas altos Misterios Masculinos, los cuales necesitan de la Luz de la Mujer para ser comprendidos intrínseca y totalmente.

Es un camino que está constituido de trece etapas, trece misterios, representados por trece guerreros que llegan a la Luz en busca de Sabiduría e iniciación.

El primer guerrero, es El Guerrero del Amor Inocente.
El segundo guerrero, es El Guerrero del Amor No Correspondido.
El tercer guerrero, es El Guerrero del Amor Fugaz del Primer Beso.
El cuarteo guerrero, es El Guerrero del Amor en la Amistad.
El quinto guerrero, es El Guerrero del Amor Tempestuoso.
El sexto guerrero, es El Guerrero del Amor de los Sueños.
El séptimo guerrero, es El Guerrero del Amor en la Búsqueda.
El octavo guerrero, es El Guerrero del Amor en el Encuentro Real.
El noveno guerrero, es El Guerrero del Amor Imperecedero.
El décimo guerrero, es El Guerrero del Amor Fraterno.
El 11° guerrero, es El Guerrero del Amor de las Almas Gemelas.
El 12° guerrero, es El Guerrero del Amor como la Razón Mágica del Deseo.
El 13° guerrero, es El Guerrero del Amor con la Otra Parte.

Amor Inocente

Cada etapa de estas es pura comprensión, puro entendimiento, pura vivencia; ninguna de ellas debe ser confundida con la otra, pues unas son concretas y otras son abstractas.

Cada etapa es una doble iniciación, pues es la misma tanto para el iniciado como para la iniciadora; pero ninguno de los dos tiene conocimiento del proceso que están atravesando.

De eso tratan estas iniciaciones, de los procesos del inconciente que se desarrollan en cada uno de los involucrados, y del aprendizado que la experiencia implica para cada uno de ellos.

El Guerrero del Amor Inocente

La primer etapa, del Guerrero del Amor Inocente, despierta en ambos, en la Diosa (mujer) y en el Guerrero (hombre), la atracción por el sexo opuesto; es el Amor platónico, el querer por querer, es aceptar al otro como haciendo parte central y total en una vida que antes era solamente nuestra.

La inocencia de este Amor, es la llave de esta etapa, representada por la ausencia de expectativas, por el no esperar nada, pues nada es necesario para vivir este Amor, a no ser la existencia del otro.

Este es el amor que nos libera del egoísmo, pues no importa el tener o no al otro físicamente; lo único relevante es el sentimiento que se apodera de nosotros y que nos enseña a mirar a los demás como parte integrante de nuestras vidas.

Es un sentimiento gratuito, sin dependencia y que no espera recompensa, un sentimiento que solamente busca ser en nosotros, para enseñarnos a no sufrir ni hacer sufrir al otro.

Misterio

El Misterio de esta iniciación es la aceptación pura de la voluntad del otro, que puede amarnos a nosotros y a otros, sin que eso implique en un acercamiento físico, pues en realidad el otro, es solamente un prisma a través del cual, el Amor Inocente puede expresarse en nosotros.

Si este Misterios nos acompaña y no nos abandona, nos evitaremos el dolor del Camino de los Espinos, a lo largo de nuestra vida, pues reconoceremos este Amor Inocente cuando se haga presente nuevamente en nuestra existencia, sin confundirlo con el Amor no Correspondido.

Es muy importante comprender este Amor, pues es el único que trae paz a la conciencia y mantiene el equilibrio mental cuando este sentimiento trata de una relación prohibida, y no podemos evitar el sentimiento que surge de forma imprevista, cuando lo identificamos en una mirada fugaz.

Es una dulce emoción, que nos acompaña toda la vida, pues frecuentemente nos encontramos amando por amar, sabiendo de antemano que no resultará en una relación, sea por cuales motivos sean; entretanto, podremos amar y soñar a cualquier persona si fuimos iniciados en este amor, pues sabremos que no es pecado amar así, sino que simplemente estamos amando el Amor, sabremos que ese ser humano es solamente el foco del Amor Inocente, que se hace presente nuevamente en nuestra existencia, de la forma mas dulce y pura, la forma como aman los niños, sin prejuicios ni dolor para nadie.



Un comentario

Página 1 de 1
  1. raizen
    raizen en | | Contestar

    El amor es así de libre, cuando es verdadero.Lindo post.Un abrazo con cariño

Dejar un comentario