El Guardián de la Noche Oscura

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

El Centauro

He vagado por los campos rocosos y nada he encontrado, a no ser la sabiduría del silencio, que me enseñó a escuchar los sonidos del viento que pasa cargado de lejanos cambios, que se pierden en el pasado y se arrastran al futuro.

Estoy siempre mirando el poniente, a esperar la noche que nunca llega, porque mi existencia no tiene comienzo y no tiene fin; es un eterno Sol que ilumina la Noche Oscura de aquellos que tienen la dicha de conocer el Nombre para llamar.

Vivo en ti que conoces, que sabes, porque aprendiste a conocer y a saber; percibes que jamás las rocas fueron tus enemigas, pues descubriste que en ellas, están escritas las historias de las arenas que se funden, y se tornan el paisaje que no conoce las sombras ni la oscuridad.

Soy melancólico, no por jamás haber conocido la noche, sino por saber que las sombras aún existen; pero mi melancolía es dulce, porque tiene el sabor de los tiempos nuevos, tiempos en que todo será Luz, Vida y Amor.

Y la Noche Oscura se volverá polvo en el recuerdo del pasado, que aunque viva en el futuro, lo hará solamente como un enigma que fue desvendado.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Soy una esfinge, pero no soy un enigma, porque me entregué a la Luz, hago parte de ella, vivo en ella, como vivo en ti, como habitas en mí.

Estoy aquí, viajando por las historias, soy su Guardián, soy el que recoge las que no se fundieron con las otras, las que no se tornaron roca permanente, las que no permanecen en la Luz, y las remeso a las estrellas, haciendo la siembra de las más bellas historias de Amor, para que los que aún no las vivieron, tengan la oportunidad de experimentarlas, antes de que se apague la última.

Cada una de esas estrellas que sale de mi arco y vuela al infinito, es un Nombre que escribo en la Noche Oscura, para que no te sientas solo, para que cuando eso ocurra, mires el cielo y te sientas acompañado, para que sientas Mi presencia, guardiana, que del otro lado de las sombras, te espera desde siempre.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Cuando quieras, cuando estés triste, mira el cielo nocturno, y piensa en Mi, que yo estaré pensando en ti; y si miras con atención, en ese instante, cuando nuestra mirada se encuentre en el infinito, más allá de los mundos, una lucecita brillará intensamente, su brillo parpadeará más rápido, y sabrás entonces que esa es Mi señal.

Sabrás que esa pequeña estrella que se enciende a lo lejos, es Mi regalo para ti, que encontraste en la tormenta, la Gracia de contemplar y ser contemplado.

La Gracia de ser premiado con una hermosa historia, que se presentará ante ti, en la mano de un nuevo amigo, en un hijo que nacerá, o en un Amor imposible que surgirá en tu camino de forma inexplicable, como un testigo mudo entre tu existencia y la Mía, entre la Luz y las sombras.

Tú eres ese helo, eres esa estrella que no fue vivida, pero que busca ser, que busca expresarse en un paisaje oscuro, llenándolo de Luz.

Por eso es dulce Mi melancolía, por eso estoy siempre mirando el poniente, porque aunque sé que la Noche Oscura nunca llegará, también sé, que más allá de él, un día me regresarás esa estrella que te envié, haciendo parte de una inmensa roca, formada por las miles de historias, que se originaron a partir de aquella que decidiste vivir.

Guardo muchos secretos dispersados al viento; secretos que pasan por ti y te traspasan a todo instante; tus secretos y los de otros, que ya me enviaron sus rocas y que siguen contando y leyendo historias.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Y con el tiempo, cuando muchos desvendan, leen y conocen los secretos de las estrellas que les envío, Mi paisaje, se llena de infinitas rocas, que se tornan leves por el peso de la Luz.

Son los momentos en que dicen que el cielo está estrellado y muy brillante.
Todo esto, te lo podrían haber contado las estrellas, si las hubieras mirado, si las hubieras vivido.

Si lo hubieras hecho, sabrías que de tiempos en tiempos, envío una enorme Estrella, siempre que un cambio se aproxima, siempre que un símbolo será substituido por otro en la inmensidad del Infinito.

Un símbolo que es una ventana, por la cual puedes mirar cómodamente los tiempos y los siglos, que se suceden desde el comienzo de la Eternidad; una eternidad que se repite en todo instante de Vida, que todo lo llena y lo completa.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Esta nueva ventana que en breve se abrirá, marcará el comienzo de una Era Dorada como las alas de las mariposas, que llegan a los confines del Universo y danzan la melodía, que el encuentro con la Luz genera, a cada vuelta que describen en su viaje por las espirales del tiempo.

Estas alas dejaron un rastro de puntos luminosos, como huellas que podrán ser seguidas por los corazones inflamados por la Pasión del Renacimiento.

Estas huellas tienen la esencia de la forma que las contiene; son trece formas, trece esencias, trece conciencias, que se hacen objeto cristalino, desatando el Poder que traerá una Era Dorada de Luz y Amor.

Esos objetos son sagrados, porque fueron consagrados en lejanos tiempos, y regalados, dados de Gracia a aquellos seres que comparten sus esencias con ellos, que aprendieron a ser una extensión del Sí mismo.

Estos objetos esenciales para el despertar de la Nueva Era, aún no se juntaron con sus esencias, con sus formas, que viven en los seres destinados a proporcionar el ambiente adecuado, a los hechos que se sucederán, hasta que se abra la Puerta Estelar del nuevo ciclo de Vida que se aproxima.

Ahora te contaré la historia de cada uno y de su Esencia Divina, que camina sobre la Tierra, sin que nada ni nadie pueda detener su andar, porque son seres alados que no buscan los caminos, sino que los hacen.

Son nuevos y antiguos seres, que cargan en sus alas, las Perlas del Infinito; son viejos y son jóvenes, porque viajan en el tiempo; son hombres y son mujeres, porque son Amor y son Luz.

Son finitos e infinitos porque están dentro y fuera de la infinitud del ahora, uniendo lo que sucedió y lo que aún sucederá, en una cadena de Gracias que se compensa a sí misma, a cada despliegue de alas, que nuevamente desliza en las olas del Viento del Espíritu.


Technorati : , , , , , , , ,

Dejar un comentario