Día de la Madre – 2011

Madre: Un Nombre Cósmico!

5 de Abril de 2010

Madre: Un Nombre Cósmico!

Soy esencialmente madre, si me sacan eso no soy nada, no soy nadie porque es la gran misión que traje a este mundo.

Hoy, pienso que ese es mi verdadero y eterno Nombre Cósmico: Madre!

Si mis enemigos lo supieran, si me atacaran con ese Nombre me destruirían fácilmente, pues ese es mi nombre real, el eterno, el que no cambia, el que se revela a mi en una dolorosa experiencia de balance y equilibrio.

Madre: "Un Nombre de Peso"

– Tú me sofocas (dice mi hijo)
– Yo te cuido (le respondo)

Necesito encontrar el equilibrio entre esas dos frases para poder sobrevivir al “peso del Nombre”, o seré literalmente aplastada por él.

La Vida me trajo hasta aquí, nos trajo, porque yo asumí ese Nombre aún sin saber de lo que se trataba.

Han sido etapas y más etapas, y ahora que la misión se revela necesito dejarla ir, dejarme ir, y fluir…sin hijos; fluir en la comprensión de que ellos crecieron y que son mis compañeros, hijos de la Vida y no mis hijos.

Hijos Independientes

Muy lindo, pero en la práctica es muy, muy doloroso; hoy sangró mi nariz, porque no me siento amada por ellos, aunque sé que eso no es verdad; mas que eso, siento que no me necesitan, que son independientes, que soy yo la que necesita de ellos, que los papeles se invirtieron, pero que esa era la idea, que trabajé duro para que ellos se tornasen personas enteras separadas de mi.

Entonces de que me quejo? Que es lo que me duele tanto?

Siempre tuve mi propia vida, pero siempre viví en relación a ellos, y ahora me ocurre lo que siempre observé en las otras mujeres después de los 40: el sentirse perdidas por la independencia de los hijos.

Tal vez yo haya sofocado a mi hijo del medio sin querer, tal vez yo me haya aferrado al “último” hijo que me restaba, al último que me pareció que todavía me necesitaba.

Y el hecho de que él me hablara sobre el asunto, de que me haya confrontado con eso, me está “matando”, pues no consigo lidiar con esta nueva visión, con esta nova situación.

La Noche Oscura del Alma

Lo peor es no tener con quien hablar de esto, es no tener un Nombre para llamar en la noche oscura, en esta mi “Noche Oscura del Alma” que cada vez se hace más negra.

No sirve de nada hablar con ellos porque no me van a dar o decir lo que quiero, obviamente porque no se puede hacer el tiempo volver atrás; era para ser así!

Solo necesito encontrarme en esta nueva etapa, en esta nueva fase para poder continuar; encontrar una forma de sacar este puñal del corazón, una forma de alejar de mí el 29º fantasma, el fantasma de Ser Madre pero no Ser.

El Maestro Ratziel me dijo que este sería el último fantasma, el que aún restaba en mi ciudad de fantasma (un lugar en nuestro mundo interno donde se esconden nuestros miedos más profundos, y que nos “asombran” la existencia), los otros ya los erradiqué todos, y me dijo también que este sería el más difícil, el que asola todas las madres.

Ser Madre

Él viene, se lleva nuestros hijos y no podemos hacer nada, no podemos luchar contra él, porque en él reside nuestra fuerza, nuestro coraje, nuestra valentía; sin esas cosas no podemos llevar el mundo adelante.

Siempre fui libre, siempre luché por mi libertad y siempre dije que por encima de ella solamente mis hijos.

Ahora veo que no quiero esta libertad impuesta por este fantasma; pero tengo que aprender a convivir con ella, entonces percibo claramente el Nombre del 29º Fantasma: Libertad!

Fantasma

Yo lo busqué, yo lo llamé, ahora él está aquí y no puedo matarlo, no puedo decirle que se vaya, pues él vino para quedarse!

El 29º Demonio: Libertad!
“El Fantasma de Ser y de No Ser… Madre!

Imágenes: AlicePopkornThuany GabrielaAlicePopkornEddi van W

die minimalistinh.Koppdelaney


Technorati : , , , ,

Dejar un comentario