Celebración de Mabon – 2010

Rueda del Año de las Brujas

Sabath de Mabon – Hemisfério Sul

Mabon es la época en que el Dios se prepara para morir en el Samhain, volviendo al vientre de la Diosa y renaciendo en Yule; este es un gran viaje simbólico de renovación y renacimiento.

Esta celebración ocurre en el Equinoccio de Otoño, cuando terminan las cosechas que comenzaron en Lughnasadh, siendo que nuevamente el día y la noche son iguales.

En esta época la naturaleza se prepara para el invierno, los árboles pierden sus hojas, al mismo tiempo que nos invitan a despojarnos de todo aquello que no necesitamos más en nuestras vidas, y a concentrarnos en la vejez y en la muerte, pues Mabon representa un final de ciclo.

Esta festividad nos hace recordar que para renacer hay que morir (metafórica y simbólicamente hablando), por eso es apropiado meditar sobre lo que no queremos más en nuestra vida, y sobre la forma como podemos dejar que eso se aleje de nosotros; o sea que en este tiempo nos preparamos para el Samhain.

Una buena forma de sintonizarnos con esta etapa de la Rueda es, además de una limpieza interna de sentimientos y emociones negativas, hacer una limpieza en nuestras moradas y aprovechar para seleccionar y dar las ropas, cosas y objetos que no necesitamos, o que están guardados sin uso, para aquellos que si pueden dar buen destino a ellos.

Ritual para celebrar Mabon

Caminar por un bosque o jardín antes de la celebración es particularmente agradable para sintonizarnos con el ciclo de la Madre Naturaleza y aprovechar para recoger algunas hojas secas que usaremos para el ritual de esa noche.

Las hojas serán colocadas dentro de un canasto y dejadas en el Altar por algunas horas; haciendo esto atraeremos para dentro de casa la energía de esta época del año.

Cuando comience el ritual tome el canasto y camine lentamente en sentido horario alredor del círculo esparciendo las hojas y diciendo:

“Cuando las hojas caen, y los días se tornan fríos
Cuando la Diosa despliega su manto de tierra a su alredor,
Tú, Gran Dios del Sol navegas para el Oeste,
Para las tierras del eterno descanso
Envolviéndote en la fresca brisa de la noche.

Pero en ese momento cuando las semillas caen y las frutas maduran,
En ese momento cuando las horas del día y de la noche se equilibran,
Y los vientos fríos soplan desde el Cuadrante Norte,
En ese momento en que el poder de la naturaleza aparentemente disminuye,
Se que la vida continúa,
Porque la primera cosecha es imposible sin la segunda,
Así como la vida es imposible sin la muerte.
Bendiciones sean derramadas sobre Ti, Dios del Sol, mientras viajas
Para las tierras del invierno y para los amorosos brazos de la Diosa”.

Vuelve al Altar, deja el canasto y levanta los brazos diciendo:

“Bendecida Diosa de toda la fertilidad,
Yo planté y recogí los frutos de mis acciones,
Pido que Tú me des el valor
Para siempre sembrar semillas de alegría y Amor en el año que llega,
Desterrando todo lo que es negativo de mi vida.
Enséñame los secretos de la existencia sabia sobre este planeta,
OH Luminosa de la Noche!”

Después de esto siéntate y medita sobre el envejecimiento y la muerte, pues esto es necesario para el renacimiento.

Normalmente no se realizan trabajos mágicos durante los Sabaths, pues estas celebraciones ya lo son en si mismas, y por eso podemos simplemente festejar para honrar a la Diosa y al Dios.

En el momento antes de consumir los alimentos y las bebidas decimos una plegaria de agradecimiento:

“Agradecemos a la Diosa y al Dios por esta señal de una buena cosecha, y al disfrutar de los frutos de nuestro trabajo -la cosecha de nuestra vida- pido que nunca nos olvidemos de aquellos que todavía no son afortunados, para que a través de nuestra conciencia y de nuestros pedidos a Ti, Gran Madre y a Tu Consorte, El Dios, todos seamos bendecidos, prósperos y plenos de Tus dádivas”.

¡Que Así Sea!


Technorati : , , , , , ,

Un comentario

Página 1 de 1
  1. Cristin
    Cristin en | | Contestar

    Me podrian ayudar con un ritual para el mes de septiembre mabon gracias , bendiciones mil

Dejar un comentario